8 trucos para esquiar mejor | Bigfootski
LlamarReservar

Estamos de acuerdo en que el esquí es uno de los mejores deportes que existen en el mundo y, por supuesto, uno de los más divertidos, además de ser placentero por las vistas y los paisajes nevados que permite observar. Además, el esquí se realiza exclusivamente durante la temporada de invierno, que es cuando se reducen las posibilidades de practicar cualquier otro tipo de deporte al aire libre, por lo que se posiciona como el deporte rey de la temporada invernal y, por supuesto, el deporte más popular de las vacaciones de invierno. 

Sin embargo, esquiar no es fácil, ya que, aunque todo el mundo puede aprenderlo sin problemas, requiere cierto nivel de técnica realizarlo de manera correcta para disfrutar de los descensos de la mejor manera posible y evitar problemas, como caídas o lesiones derivados de una técnica incorrecta que puede ocasionar agujetas extremas y tensiones musculares totalmente innecesarias. 

Por ello, tanto si ya tienes cierta experiencia practicando este apasionante deporte como si acabas de empezar e incluso si tienes pensado practicar en el futuro, te vamos a explicar a través de este artículo una serie de trucos para esquiar bien y, así, disfrutar al completo de la diversión y de las ventajas que proporciona el esquí. 

Entrena meses antes para fortalecer el tren inferior

Se trata de realizar un entrenamiento que ejercite los músculos que se utilizan en la realización de este deporte: el tren inferior y el tronco. Conviene que realices series de sentadillas con los dos pies apoyados, con un pie apoyado y otro en el aire, además de trabajar el equilibrio sobre plataformas de inestabilidad para simular las situaciones de desequilibrio en la pista con sentadillas, saltos y trote estático. Es uno de los trucos para esquiar que los principiantes deberían tener más en cuenta para evitar problemas musculares. 

Además, también conviene que trabajes los músculos abdominales e incluso puedes trabajar todo el cuerpo haciendo puentes con una pelota de Pilates. Asimismo, no está de más que incrementes tu resistencia haciendo ejercicio cardiovascular, con la elíptica o la bicicleta de dos a tres veces a la semana durante 30 minutos. Lo ideal es empezar a entrenar un par de meses antes para poder soportar el ejercicio físico de los descensos mientras practicas esquí. 

Respeta los periodos de descanso

Se recomienda dormir un mínimo de 7 horas si quieres que los músculos de tu cuerpo y tu mente se coordinen y mejoren la resistencia a la fatiga. De esta manera, no necesitarás realizar sobreesfuerzos para realizar los descensos, lo que te permitirá ahorrar energía, agujetas, disminuir el riesgo de lesiones y, lo que es más importante: disfrutar de este deporte. 

Además, cuando te encuentres practicando esquí en la pista, es necesario que respetes también los periodos de descanso y le des al cuerpo un respiro cada dos horas. En cada parada, que ha de durar entre cinco y diez minutos, podrás hidratarte un poco y volver a la carga con las pilas cargadas para seguir disfrutando de tu día en la nieve. 

Realiza un pequeño calentamiento en la pista

Esto es muy importante hacerlo, ya que el frío hace que la circulación sanguínea sea más lenta, lo que puede favorecer que los músculos se vuelvan más rígidos. Por ello, si realizas una serie de ejercicios podrás ayudar a la sangre a circular mejor y así permitiendo a los músculos entrar en calor para que se vuelvan un poco más elásticos. 

Para hacerlo puedes hacerlo con ejercicios como las mini sentadillas, bascular el peso hacia adelante y hacia atrás, círculos con las rodillas y con los brazos, rotaciones de tronco y levantar los esquís alternativamente. Puede que al principio te parezca una tontería, pero lo notarás, y tu cuerpo te lo agradecerá.

Utiliza la ropa adecuada 

Otro de los trucos para esquiar mejor que te vamos a mostrar tiene que ver con la ropa que usas. Utilizar la ropa adecuada para la práctica de esquí es vital para poder disfrutar de este deporte, ya que las condiciones climatológicas pueden ser muy adversas, debido al frío intenso y al viento que se pueden dar. Nadie quiere pasarlo mal esquiando y, una de las maneras de pasar un día totalmente incómodo es eligiendo un tipo de ropa que no proporcione aislamiento térmico y que vuelva rígidos tus movimientos. 

Por ello, es importante usar ropa de buena calidad, que sea aislante y ligera para protegerte del frío al mismo tiempo que te permite una buena libertad de movimientos. Por ello, lo mejor es apostar por elegir ropa térmica y vestir tres capas que sean finas, ya que evitan que tus movimientos se vuelvan rígidos. 

Recibe clases de esquí

El hecho de apostar por recibir clases de esquí si eres novato o novata o si sientes que tu técnica no es la adecuada es uno de los trucos para esquiar bien que te vamos a dar, ya que te permitirá corregir los vicios posturales que, con las horas pueden hacer que te canses más rápido y tener dolores musculares que pueden incluso derivar en lesiones. 

Por ello, siempre solemos decir que la mejor manera de aprender a esquiar es recibiendo clases, ya que tendrás a tu disposición un monitor o monitora que te corregirá los malos hábitos posturales desde el primer momento para que no automatices movimientos incorrectos derivados de una mala técnica que, como bien sabemos, pueden llevar a lesiones musculares. 

Empieza a esquiar en aquellas pistas para principiantes

Las pistas que están catalogadas para principiantes son las que disponen de una bandera verde, por lo que, si eres principiante, deberás optar por aquellas estaciones de esquí que dispongan de muchas pistas verdes, como sucede en la estación de Sierra Nevada, que es uno de los mejores lugares en España para empezar a practicar este divertido deporte. Es otro de los trucos de esquí que debes tener en cuenta. 

No te preocupes si ves que estas pistas parecen demasiado fáciles para ti, porque vas a aprender los giros y los descensos básicos. Cuando pase el tiempo y tengas una técnica más depurada, podrás intentar tus descensos en pistas más complejas. 

Mantén una postura correcta para hacer los descensos

Si quieres conocer otro de los trucos para esquiar mejor, te recomendamos que orientes el peso del cuerpo levemente hacia delante al mismo tiempo que flexionas las rodillas, apoyando la tibia en la lengüeta de la bota para controlar mejor el esquí. 

Los brazos deben ir algo abiertos y por delante de las rodillas para mantener el equilibrio, y debes apoyarte en los bastones con suavidad para no tener que realizar tanta fuerza en las piernas y en la espalda. De esta manera, será más difícil que pierdas el control y se disminuye drásticamente el riesgo de caídas. 

Presta atención a la calidad de la nieve

Otro de los trucos para esquiar que te vamos a dar está relacionado con la calidad de la nieve. Es probable que al principio todo el manto blanco te parezca igual. Sin embargo, con el tiempo, te darás cuenta de que no es igual en todas partes y que hay algunas zonas en las que la nieve es más compacta, mientras que, en otras, lo es bastante menos

Ser consciente de ello te ayudará a extremar las precauciones y a ahorrarte más de un susto en determinadas situaciones de riesgo. Por ello, te ayudará a esquiar mejor y a ser consciente del entorno. 

Artículo relacionado:  Los mejores destinos de esquí del mundo

Valora el artículo "8 trucos para esquiar mejor"

BigFootSki Escuela de Nieve Formulario de Contacto
Envíanos el formulario relleno y te responderemos lo antes posible, ¡gracias!