▶ Todo lo que debes saber acerca de cómo esquiar en cuña I Big Foot Ski

La técnica de esquiar en cuña es un entrenamiento básico que permite al principiante controlar velocidades. Podemos decir que es una técnica que aporta estabilidad suficiente para poder enfrentarse a una pendiente en su máxima expresión. En Big Foot Ski te mostramos todo lo que debes saber sobre esta práctica, y te dejamos algunos consejos y trucos para mejorar tu técnica de esquí.

▼ ¿Qué es esquiar en cuña?

En esquí, con el término cuña nos referimos a la posición en V que adoptan los esquís durante la travesía. Esto aportará un control de rapidez en descenso para enfrentarse a las primeras pendientes. Aspectos como la velocidad, el giro o la frenada se logran controlar con los cantos de los esquís.

El entrenamiento de esquiar en cuña se usa principalmente por personas que quieren iniciarse y aprender a esquiar. Sin embargo, los esquiadores profesionales, también usan esta posición fundamental para frenar en espacios limitados. Por lo que, es importante aprender todo sobre esta técnica.

▼ Características de esquiar en cuña

En la iniciación en las actividades de esquí de travesía, la práctica de esquiar en cuña es una de las técnicas más longevas. Es más, desde la infancia, se les enseña a todos aquellos que quieren aprender a esquiar, la acabaran usando de forma instintiva. Intervienen fundamentalmente factores como el movimiento, el equilibrio y la posición:

Posición de los esquís

La posición de los esquís en V es la mejor configuración para esquiar en cuña. Las colas de ambos pies deben quedar suficientemente separadas, mientras que las espátulas se encuentran lo más juntas posibles. A mayor canteo, mayor y mejor frenada; si el canteo es menor, menor frenada y más velocidad.

Patrón de movimiento

Aquellos que deciden practicar este deporte, deben aprender con atención. Esquiar en cuña es un patrón de movimiento que puede ejercitarse en prácticas libres con ayuda individual. Dependiendo del nivel de aprendizaje, puede brindar adaptación y naturalidad al deslizamiento controlado sobre la nieve.

Equilibrio corporal en descenso

La cuña nos va ayudar a mantener el equilibrio sobre nuestros esquís a la vez que a coger técnica para aprender a frenar en espacios limitados. Con ello, se reduce la velocidad y se mantiene un punto de apoyo para controlar la dirección. Aprendiendo a esquiar en cuña contarás con una herramienta multiuso de evolución en el aprendizaje de esquí.

esquí-de-travesía

Consulta aquí nuestras ofertas

▼ Objetivos de aprender a esquiar en cuña

La técnica de esquiar en cuña permite a los principiantes alcanzar ciertos objetivos. Uno de ellos es la centralidad del cuerpo durante el descenso. Igualmente, logra el desarrollo de la anticipación cognitiva y visual de su entorno.

Con la práctica, se conoce más acerca del tren superior e inferior del cuerpo. También, brinda control en relación con la inclinación que debes tener en la pista. Permite conocer e identificar las etapas de una curva. Además, con el desarrollo de la técnica, se puede diferenciar mejor el trabajo de las piernas, interior y exteriormente.

➡ Mejor desarrollo corporal

Con respecto al desarrollo corporal para la práctica, el esquiar en cuña persigue varios objetivos. Primeramente flexibiliza el tobillo y ayuda a rotar las rodillas en la cabeza del fémur.

Permite neutralizar el movimiento de la cadera, mientras se mantiene perfectamente orientado el tronco. Por otro lado, nivela el cuerpo y gradúa el ritmo de movimientos. Y, por último, permite posicionar los brazos de manera técnica y con ello agiliza la mecánica del empleo de los bastones para esquiar.

▼ Ejercicios para practicar la cuña

Cuando se piensa esquiar por primera vez, y continuar con su práctica, se recomienda calentar. Esquiar en cuña es un ejercicio que requiere de esfuerzo para su desarrollo. Además, en este calentamiento básico se aprende a mejorar el gesto técnico que requiere esta posición.

Posición clásica de cuña

Primero, se deben flexionar los tobillos, para hacer ligera presión sobre la bota de esquí técnica. Cuando se logra esto, las rodillas también se flexionarán hacia adentro. Para lograr un canteo superior, las rodillas deben estar flexionadas, enfocadas hacia el centro. Con ello, se mantienen las espátulas unidas y las colas abiertas.

El tronco superior se mantiene erguido, con brazos ligeramente por delante. El movimiento de cuña está formado por la separación de piernas con rotación de pies. Se debe tener simetría en el movimiento.

Control de velocidad

Para esquiar en cuña, una vez aprendida la posición básica, se realiza con apertura o cierre de los esquís. Se ira ganando o perdiendo velocidad, abriendo o cerrando en forma de cuña.

Si se va con los esquís en paralelo en descenso y se necesita frenar, se debe usar el apoyo interior. Apoyándote sobre los cantos interiores, se apreciará cómo se arrastra o muerde la nieve. La disminución de la velocidad depende de la presión de la bota técnica sobre los cantos interiores.

En caso de requerirse un aumento de velocidad, simplemente se deben colocar los esquís paralelamente. Se deshace la posición de cuña y se juntan lado a lado ambas piernas.

aprender-a-esquiar

Revisa aquí nuestros cursos

▼ Errores frecuentes al esquiar en cuña

Es muy frecuente que en la primera sesión de entrenamiento, los errores no cesen. Más bien, tienden a incrementarse al esquiar en cuña. Para ello, en esta sección te mostraremos los errores que suelen cometer los principiantes en los primeros días:

Perder el equilibrio

Esto puede deberse a la emoción de la práctica. El equilibrio al esquiar se consigue manteniendo el cuerpo dentro del centro de gravedad. Flexionando las rodillas y repartiendo el peso entre las piernas mejorará la estabilidad.

Hay que recordar que el esquí no es una posición motora del cuerpo, lo cual requiere de aprendizaje. Por ello, la adaptación se realiza poco a poco, y así el cuerpo mantendrá la forma automáticamente.

Juntar las rodillas

Con ello, no solo no se consigue la cuña ideal, sino que tampoco se frena y se gana velocidad. Para ello se debe entrenar hasta conseguir el gesto técnico perfecto. Puede practicarse cumpliendo metas, como colocar los bastones y tratar de frenar al llegar justamente a ellos.

Además, con este movimiento, también se puede obtener el cruce de los esquís uno sobre otro. Esto daría lugar a una caída inevitable. Puede evitarse adoptando una posición simétrica. Se separan piernas y se rotan convergentemente los pies, logrando juntar los esquís en las puntas.

Echar peso hacia atrás

Otro error muy común al esquiar en cuña, es pensar que echando el peso del cuerpo hacia atrás se puede lograr frenar. Con ello, la fuerza se intensifica en la parte trasera y no hacia el centro y la parte delantera. Al no clavarse los cantos de manera conveniente, puedes acabar sentado en la nieve.

¿Ya sabes un poco más acerca del esquí en cuña? En Big Foot Ski contamos con una amplia gama de servicios de nieve para disfrutar al máximo. Entre ellos, cursos de esquí para adultos y niños. Nuestros monitores te asesoraran de manera personalizada para que puedas reservar el curso que desees.

Si necesitas más información puedes contactarnos y reservar cualquier servicio, o enviarnos tus dudas vía email. Con BigFootSki la nieve es mucho más que diversión.

Valora el artículo "Esquiar en cuña: Todo lo que debes saber"

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Llámanos
BigFootSki Escuela de Nieve Formulario de Contacto
Envíanos el formulario relleno y te responderemos lo antes posible, ¡gracias!

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Mensaje